Tengo unos pies perfectos

Melchor Sabidillo se presenta al concurso «En busca del niño más listo» pero, aunque ha preparado muchos y muy sesudos temas, no esperaba enfrentarse a una materia desconocida: los pies. El protagonista encontrará en un libro todo cuanto necesita saber sobre esas extremidades inferiores: los tipos de pies, su anatomía y la función que cumplen para que podamos caminar y correr, el número huesos que tienen, curiosidades sobre las uñas o las huellas que dejamos…

“Tengo unos pies perfectos” es un libro dentro de otro libro, con una parte de creación literaria y otra informativa, diferenciadas en la obra impresa por el color del papel. Los lectores acompañarán a Melchor en su descubrimiento de todo cuando necesita aprender sobre los pies para -con los conocimientos adquiridos- presentarse al concurso, llegando a la conclusión de que a veces lo inmediato nos pasa más desapercibido.

Las ilustraciones de Gusti reflejan también esa dualidad: escenas cotidianas de Melchor en el apartado narrativo; formas icónicas y esquemáticas en el plano científico. En conjunto, texto e imágenes están cargados de humor.

Próximamente en portugués

“Cuando Melchor Sabidillo descubre que el tema que le ha tocado para el concurso “En busca del niño más listo” son “los pies” casi sufre un colapso. Menos mal que su madre lo tranquiliza y le entrega un apasionante manual sobre estos desconocidos del cuerpo humano. Lo primero es descalzarnos y observar, ¿tienes un pie griego o egipcio?, ¿por qué a veces te huelen a queso?, ¿cuánto crecen las uñas? Curiosidades que el lector aprenderá en este libro mientras se pregunta si Melchor será capaz de superar la prueba contra sus inteligentes competidores.” Recomendación de El Cultural de El Mundo.

Sígueme en...